Aviso


El blog se ha mudado, ahora todas estas entradas antiguas y las nuevas las podrás ver en
ELMUNDOESTALOCO.COM

30.8.07

Los diseñadores de paraguas



El mundo de los diseñadores de moda es un mundo que yo no entiendo mucho. Debe ser que no comprendo su arte, o simplemente es que sus diseños son una puta mierda. Están las dos opciones. Veáse por ejemplo las tiendas de Custo. Vas allí, ves una tiendecilla minimalista -que es lo que se llama a cualquier cosa poco currada y que sea una mierda, pero cara- la cual tiene ropa. Ropa por llamarle algo, yo llevo a mi madre y seguro que la confunde por trapos de cocina. El caso es que allí te ponen una mierda de tienda, con unos truños de ropa y unos precios del cagarse y... ¡Ala! ¡Triunfan! Como por arte de magia oye. Y Agatha Ruiz de la Prada tres cuartos de lo mismo. Entonces, ¿qué hicieron los diseñadores de paraguas mal para no estar ganando esas ingentes cantidades de dinero?


La verdad es que no lo sé. Yo lo único que sé es que todos los paraguas son feos. No sé quien los diseña, no sé quien se encarga de decidir los colores, pero el otro día llovía por mi pueblo y tuve que coger uno de los que había por casa. Así cerrado no cantaba mucho, pero al abrirlo... Al abrirlo se vio el pastel. Era un paraguas liláceo con unas florecillas en medio de color negro muy pequeñas que formaban un collage más feo que el culo de Marujita Díaz. El problema es que los diseñadores de paraguas saben que no tienes alternativa, que o es eso o te mojas. Y vuelves a casa empapado.


Pero ese día decidí que no importaba el ridículo, que no me quería mojar y que saldría orgulloso de mi paraguas feo. Qué más da, si ya tuve el record de paraguas feo una vez paseando con una amiga. No es que fuera feo aquel paraguas, es que fuimos a comprar unos cupones y el que los vendía puso cara de asco. La gente que pasaba por la calle nos miraba con cara de: "Pobrecillos, échemosles unas monedillas". Encima aquel paraguas era de aquellos que con una pequeña ráfaga de aire se daban la vuelta. Era uno de esos paraguas reversibles. Con lo cual no sólo hacíamos el ridículo sino que además nos mojábamos igual. Con el consiguiente peligro de sacarnos un ojo con alguna de sus finas y puntiagudas varillas destinadas a fomentar la operación de cataratas sin anestesia. Por lo tanto, después de esta experiencia, ¿por qué no coger mi paraguas?


Y allá que fui altivo yo con mi paraguas feo a hacer los mandados de la casa. Cuando empezaba a darme de nuevo la vergüenza propia al mirar hacia arriba y ver mi paraguas caí en la cuenta de mirar los paraguas de los demás. ¡Ahí va! ¡No hay ni un solo paraguas bonito en todo el barrio! Qué digo en todo el barrio, ¡en todo el país! Florecillas, rayas, colores chillones, verdes fluorescentes o para los más atrevidos, de dibujos psicodélicos. Ante esto cabe preguntar, ¿qué se toman los diseñadores de paraguas? ¿Qué les hace pensar que nadie los mira? Vale que vayamos agachados debajo del paraguas, que es una cosa que tampoco se entiende. ¿Por qué uno encoge los hombros incluso debajo del paraguas? ¿No será mejor estirar un poco el brazo? Que parecemos los Quasimodos de la lluvia. Y lo que es mejor, ¿por qué se encogen los hombros cuando llueve? ¿Para que no entre agua por el cuello de la camisa?


Total, que ellos se refugian en el "no los mira nadie" para poner los diseños más feos que han podido hacer en la vida. Yo creo que tienen que ser diseñadores de moda que no llegaron al nivel de sus maestros y no tuvieron más remedio que colocarse en... Que colocarse. Son como los diseñadores de monumentos de rotondas, se han fumado la planta turística de Holanda y se han puesto a diseñar paridas. Que esa es otra, ¿por qué todo el mundo que va de vacaciones a Holanda es sospechoso de ser porrero? En fin, dudas que me vienen a la mente. La cuestión es que una persona en su sano juicio no haría esos diseños. O eso, o están peleados con el mundo y nos quieren fastidiar. "¡Mi madre me hizo disfrazarme de cosa azul con cruces en Carnavales del 79 y ahora putearé a todo el mundo por ese trauma!"


Así que desde aquí rompo una lanza, aunque no me haya hecho nada, en favor de unos paraguas dignos y por la dignidad de aquel que no se quiere mojar. Y también por los diseñadores de sombrillas, que seguro que son los mismos. Qué desastre.


P.D: Aprovecho que la he mencionado en mitad del post, y aunque no tenga nada que ver con el tema; pero no puedo dejar de recomendar este post llamado La fiebre de parir en casa, entrada con la cual es muy probable que os partáis el culo. Una cosa es segura, si conocéis el tema, no os dejará indiferentes.

12 comentarios:

wise dijo...

¡ Oh mi mítico paraguas a flores amarillas (el paraguas más feo del mundo con récord universal) por fin se ha hecho famoso después de tanto tiempo! Podrías haber avisado así le habría hecho una foto antes de tirarlo. ¡Es que no venía de tierras donde estar históricamente acostumbrada a tormentas!Y te conformas con uno de hace 10 años de los chinos. Me he pasado a los paraguas negros de abogado, es una pena (este no tiene la gracia de que las varillas rotas te van pinchando) en signo de luto por mi difunto paraguas feo. Snif.

aroablog dijo...

Hombre, no todos los paraguas son feos. Mismamente, el del cerdito de la foto es monísimo, jajaja.

Yo también me pasé a los paraguas negros negros (sólo negros, lisos), pero un día llegó Carlos y me regaló uno amarillo con unos dibujos de cierta marca de ropa y complementos que te da besos de pulga. Bien bonito que es, y al menos no se da la vuelta cuando llueve.

Besos!

morri dijo...

Wise: Fue una pena, tanto tiempo ha pasado de aquel paraguas, pero me marcó profundamente. Menosmal que le guardas el luto bien guardado. La foto hubiera sido el colmo, pero en su momento exacto, con la ventolera, el paraguas dado la vuelta, con la lluvia cayendo y esos colores chillones al viento con las varillas saltarinas. Que gran foto sería.

Aroablog: ¡Cuanto tiempo! El cerdito es monísimo vamos, creo que me compraré tres o cuatro y los colgaré de la pared para hacer bonito xDDD
Yo sólo de oir el color amarillo ya me entran escalofríos, espero que sea decente al menos jajaja
Saludos!

maerbale dijo...

yo siempre quise uno de plástico transparente, pero sólo los hacen para niños...jooo...
al final he acabado con uno de color indeterminado entre el azul y el negro, bastante feo, pero eficaz: no se da la vuelta, es medianamente consistente, resiste el aire...jejej

_.Bayan@._ dijo...

Ohh!!! Esta entrada me ha recordado que cuando era pequeña solía llevar un paraguas que era una mariquita con lunares y unos ojos gigantes, que me encantaba... Qué ciega estaba, madre mía. Menos mal que lo perdí ^^... bueno, y que cambié de gustos.

Un saludo, felicidades por tu blog.

Elennim dijo...

Mmmm una profesora mía del colegio tenía un paraguas que imitaba las hojas de una palmera xDDDDD

El mío es azul oscuro, liso por fuera, pero por dentro tiene constelaciones fosforescentes ^^ Lo único malo es que tiene cinco o seis años y a Leo le han salido goteras XD Cuando se me estropee del todo me compraré otro igual (es del Parque de las Ciencias)

Un saludo! ^^

morri dijo...

Maerbale: cuidado con los transparentes, que algunos transgresores hacen paraguas transparentes y sin tela y te mojas igual XD El mundo de la modernura también acaba en los paraguas.

Bayan@: Muchas gracias. Tendría que haber una foto de ese paraguas de mariquita, seguramente sería para llorar. Madremía.

Elennim: Joder, habéis visto cosas peores que yo xDDD

Nissae dijo...

Bueno... pero que es mas honroso.. ir con paraguas feo.. o con chuvasquero? (incluímos los de Portaventura que los he visto por la calle..)

morri dijo...

Nissae: Hombre, con lo que cuestan los puñeteros chubasqueritos de port aventura no me extraña que la gente al final los reutilice. De todas formas, lo mejor es chubasquero, más paraguas feo más bolsa en la cabeza. Eso es la bomba.

Anónimo dijo...

Jajajaja XD con esto me he partido el culooo! Yo en mi adolescencia, en plena etapa propia traumatica, tuve que ir un año entero con un paraguas de cebra (pero con lo blanco entre amarillo y marron) al institutoo. Creo que desde entonces no pude crecer con normalidad XD
Ahora llevo uno celeste en plan discreto, que al menos es un colo que me gustaa.

Anónimo dijo...

A mi parecer, cualquier estampado en un paraguas es hortera, a excepción de los negros de abogado como dicen por ahí arriba, a los que me pasé también hace unos años...
Pero, por qué cuando llueve de imprevisto no tenemos ninguno a mano? Por lo menos a mí me pasa...
Y en esta situación, el colmo es cuando algún conocido insiste en dejarte uno, que por cierto es horroroso (aunque lo haga con toda su buena intención) y prefieres mojarte a llevarlo... XD

Salu2!

Susana

Anónimo dijo...

http://www.silose.com/2007/09/06/una-lluvia-multicolor/

originales, pero a q precio!!!