Aviso


El blog se ha mudado, ahora todas estas entradas antiguas y las nuevas las podrás ver en
ELMUNDOESTALOCO.COM

29.4.09

La obsesión por estar moreno



"Mami, hasta que no me ponga como mi amigo Samuel, no me voy de la playa"

Antiguamente estar moreno no estaba bien considerado. Los que estaban morenos era la gente del campo, que trabajaban de sol a sol y sudaban mucho. Los aristócratas y otros burgueses intentaban permanecer blancos y pulcros para que no les confundiesen con la plebe. Incluso algunas mujeres de alta alcurnia portaban un paraguas para que no les tocase el sol en su fina piel de porcelana. Oish. Hoy en día no hay nadie que lleve un paraguas un día soleado. A no ser que seas una azafata de un piloto de Formula 1, claro. Hoy en día, en cuanto llega el verano, estar blanco es símbolo de dejadez, de enfermedad, de... Oh, de trabajador. Y estar moreno es de aristócratas, burgueses y amas de casa sin miedo al melanoma.


Ahora lo de estar moreno es lo que triunfa. Y como están llegando los días de buen tiempo la muchachada va "huye que te alcanzo" a la playa a disfrutar de los primeros días de sol. Vale que ahora hay, desgraciadamente, mucho parado; pero... ¿A qué se dedica esa gente que en cuanto hace un grado más de temperatura ya están en la playa tomando el sol? ¿No hacen nada? Yo me los imagino en su casa mirando un termómetro colocado a tal efecto en la puerta de la casa, con las chancletas, la toalla de playa, el bronceador y el flotador de patito en la cintura y al ver el termómetro subir gritan: "¡Un, dos, tres, YA!" A la playa corriendo. Qué obsesión.


Claro que lo bueno que tiene esta gente que están obsesionados por ser morenos es que es una afición barata. Bueno, barata en verano. Porque en invierno deben de sufrir un trauma de proporciones siderales al ver su piel emblanquecer... "Oh, Dios mío, me estoy poniendo blanco, ¿qué será luego? ¿La nariz achatada? ¿Me llevaré niños a casa para jugar al parchís? ¿Daré grititos tocándome los huevos? ¡¡No!!" Y se van a darse los rayos uva. Los rayos uva es algo muy curioso, yo fui una vez para chafardear y la verdad es que sorprende. Llegué al centro de estética y me metieron en una habitación que ponía "Rayos Uva". Y dentro tenían una uva gigante con una capa de Superman y una pistola de la Guerra de las Galaxias que te disparaba rayos. "Zas, zas, zas, lanzarrayos" - decía. Vale, sí, no he ido nunca a ponerme rayos uva.


Lo que tienen los rayos uva es que son muy caros. Por eso la gente que se lo permite son los ricachones o los nuevos ricos que van en pleno invierno con la piel que se les cae a cachos. Seguro que habéis visto alguna de esas mujeronas cuarentonas o cincuentonas vestidas como niñas de quince años y de color negruzco seco. Que no sabes si es que se están arreglando o se están preparando para hacer el anuncio de pasas de California. Esas son las que van a los rayos ultravioleta. O los tipos de gimnasio que después de tomarse batidos revitalizantes, anabolizantes; y después de colocarse la mancha de hinchar la pelota reglamentaria en los brazos, van y se meten en el tubito. ¿Para qué? ¿Para demostrar que son más guapos? No. Para demostrar que son la nueva élite. Hay que estar moreno para ser de la jet set.


De vuelta a la época veraniega, los obsesionados por estar morenos no tienen por qué ser gente que tiene dinero. En verano está moreno cualquiera, no es marca de la alta sociedad. Es la marca de la gente ociosa, que no tiene nada mejor que hacer. Imaginad que alguien os dice: "Ayer estuve tres horas tumbado en la cama sin hacer absolutamente nada, mirando al cielo y tocándome los cataplines a dos manos" ¿Qué dirías? Lo pondrías a caer de un burro, que si es un vago, un perro, un inútil de la vida... ¿Pero y si te dice...? "Ayer estuve tres horas tumbado en la playa sin hacer absolutamente nada, mirando al cielo y tocándome los cataplines a dos manos" Dirías que qué suertudo, vaya vidorra, yo también quiero... ¡Estar sin hacer nada en la playa está bien visto, pero en la cama de tu casa no! ¿Por qué? Porque te estás poniendo moreno, y eso mola y embellece.


Así pues, ya podemos encontrarnos con personas en la playa que a pesar de las recomendaciones de salud de las autoridades sanitarias, no se ponen bronceador. Te los encuentras ahí tumbados, al punto cual entrecots, humeantes y enrojecidos. Estar moreno en verano es poco más que una obligación, un deber. En verano, si estás blanco, la gente piensa que estás enfermo. ¡O peor! ¡Podrías estar trabajando!

18 comentarios:

Orlando dijo...

Muy bueno, no he podido evitar alguna carcajada ;)

Niña agridulce dijo...

Pues yo soy una de esas personas a las q les gusta estar bien tostada.

Pero yo no me tumbo mil horas a curtirme me curto nadando y jugando voleyball y vivo en un pais tropical asi q me mantengo bronceada todo el tiempo.

Pero es q ver a gente palida no me gusta, no me agrada para nada.

elennim-tuk dijo...

Pues yo al revés, no me gusta el sol. Paso del blanco yogur al rojo gamba (he llegado a tener quemaduras de segundo grado por un día en la playa y con protector solar) y luego vuelvo al blanco xD, así que prefiero ahorrarme el mal trago y quedarme a la sombra en un sitio fresquito.
Aunque todavía no vaya por ahí gritando "me derritooo!!" sí que afirmo "sol malo! quema!" xD

Juan L. dijo...

Oh!! por todo lo sagrado que no se me ocurre en éste preciso momento!, Morri una verdad tras otra acompañada de humor!

Me encantó sobre todo la analogía de la cama y la playa xD

Personalmente tengo allegados que intentaron hasta secuestrarme varias veces con tal de que tome sol y me vuelva tan fashion y exótico como ellos, que vale decir, con bronceado o sin el son igual de impresentables, (que no me lean xD).
¿Además en la playa, en las aguas que acarician sus costas puede que aparezcan pulpos no? xDDD

Tenía que resucitar "lo del pulpo", era más fuerte que yo, jaja. Saludos.

Anónimo dijo...

Díselo a mi dermatóloga, que me ha prohibido terminantemente cualquier tipo de contacto con el sol...

Anónimo dijo...

yo estoy morena todo el año , en verano me pongo negra con solo salir a la calle no me hace falta estar tirada tres horas al sol ja ja ja ...

Miquel dijo...

Interesante tema. Enhorabuena por el artículo! Es algo que también me he planteado alguna vez, que a que viene tanta obsesión. Yo aborrezco tomar el sol...

Y no creo que estar moreno sea símbolo de nada, por ejemplo, son la gente más pobre la que "sólo" puede irse a la playa, mientras los adinerados viajan por Europa o visitan paises nórdicos.

Igual que las corbatas, quizá en los 80 eran símbolo de algo, ahora sólo denota exclavitud. Los verdaderos jefes no llevan corbana, sólo sus súbtitos.

morri dijo...

Orlando: Muchas gracias ^^ Eso es bueno.

Niña agridulce: Entonces se puede decir que estás a la moda. Va a gustos :)

elennim-tuk: Hombre, con las olas de calor que hay en verano de vez en cuando, más de un charco de color carne sospechoso he visto por la calle... Así que no sería raro. :P

Juan L: Muchas gracias! ^^ ¡El pulpo! Ya decía yo que hacía tiempo que no salía, eso me recuerda que tengo que volver a sacar la sección de las noticias locas.

Anónimo 1: Sí, depende de qué casos los dermatólogos desaconsejan totalmente la exposición al sol, ya sea por la piel o por ciertos lunares sospechosos que pueden convertirse en algo peor.

Anónima 2: Mira que bien, así el tiempo que perderías en la playa puedes hacer tropecientas cosas más ;)

Miquel: ¡Muchas gracias! ^^ Yo en la playa no puedo estar más de una hora seguida así que te entiendo. Sí, ya digo que en verano el estar moreno no significa nada, pero en invierno sí. Saludos.

Lorraine Black dijo...

Jaja, totalmente cierto! Y cuanto más en la costa estés, más obsesión. Yo fui a un colegio de esos pijos de marbella (una mierda, que decirte), y por estas épocas, las chicas se subían la falda hasta los muslos, se bajaban los calcetines e intentaban tomar el sol por donde podían. Parecía que en cualquier momento se iban a quita algo jajaja.

Sí, es una tontería. Yo en verano tomo el sol porque me relaja, y solo lo puedo hacer un mes o dos al año jaja, así que para coger vitamina E, me pongo con la música y este curso, con los libros para no retrasarme el año que viene jeje

Muy buen post, enhorabuena

morri dijo...

Lorraine Black: Muchas gracias ^^ Yo que vivo a pocos metros de la playa lo vivo muy de cerca. Cuando estamos a finales de junio y no estoy moreno me gritan: "¡Qué blanco estás!" Y yo, no, no estoy blanco, sois vosotros que estáis más morenos, leche.

turistaentupelo.com dijo...

Yo nunca he entendido esta obsesión...

¿Para cuando alguna "moda" que sea minimamente saludable?

Anónimo dijo...

siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!! jajajjaja yo soy de las que estoy pálida todo el año y en verano curro y aguanto los comentarios de los suertudos diciendo "ai nena que blanca estas no..." gRRRRRRRRRRR! y tb paso del blanco al rojo gamba como cualquier guiri que se precie ^^

muy bueno ;)

eli*

Anónimo dijo...

También es algo cultural, puesto que no pasa en todos los países.
De hecho, he estado hace poco en Japón, y allí si era algo bastante común el ver a las mujeres con un paraguas durante un día soleado, e incluso hay cosméticos específicos para aclarar el tono de piel.
Habrá a quien le guste y habrá quien no, pero nadie me negará que es una costumbre mucho más saludable (si vale, el sol también es muy importante para sintetizar algunas vitaminas, pero ¿que es mejor, eso o un cáncer?)

morri dijo...

turistaentupelo: Depende de la moda también, hay moda hortera, pero esa no deja de ser saludable, al menos para el que la lleva. El que la ve puede sufrir espasmos, eso sí.

eli*: ¡Muchas gracias! ^^ A mí también me pasa eso, aunque vivo cerca de la playa hay días que o bien no me apetece ir o estoy trabajando y a la hora que llego a casa ya no es hora de playa. Y me quedo blanco, o rojo de fin de semana. Una de dos. De pequeño sí que a veces me ponía negruzco.

Anónimo: Sí, es curioso. En cada cultura puede que sea distinto. Yo aquí me he basado en lo que conozco, pero supongo que en muchos paises la cosa funcionará de otra manera.

Antonio dijo...

A mi me da asco al gente que quiere verse morena, ¿para qué cambiar el colro de tu piel? Yo prefiero evitar la play a toda costa durante todo el verano. Y cuando alguien dice que estuvo todo el día en la playa yo le digo que está desperdiciando su vida y que lo más probable es que coja el cáncer a los 35 años.

poemas dijo...

Yo estoy blanco pero me pongo moreno cuando estoy en el sol, pero no importa el color, todo somos seres humanos y nos deberiamos tratar como tales.

Saludos!

zyma3000 dijo...

Yo no consigo ponerme morena morena (cosa que me la suda, no me importa ser blanca), pero si me pongo mucho tiempo al sol me salen pecas horribles en la cara gññññ!!!! Este verano me pondre una visera para que no me pase

glo dijo...

"Ayer estuve tres horas tumbado en la playa sin hacer absolutamente nada, mirando al cielo y tocándome los cataplines a dos manos" Dirías que qué suertudo, vaya vidorra, yo también quiero... ¡Estar sin hacer nada en la playa está bien visto, pero en la cama de tu casa no! ¿Por qué? Porque te estás poniendo moreno, y eso mola y embellece

que me parto porfavor